13.10.2020

Por qué Webflow es sinónimo de libertad

Pedro Esparcia
Pedro Esparcia
Por qué Webflow es sinónimo de libertad

Cuando de niñas/os empezamos a dibujar, un folio en blanco era una especie de interruptor que activaba nuestra imaginación. Ante él teníamos la posibilidad de crear y expresarnos con absoluta libertad. Cualquier idea que tuviéramos la podíamos plasmar y ver en cuestión de minutos.

https://media.giphy.com/media/xT1XGIzzVdqR1jc8Ni/giphy.gif

Toda esa libertad que sentíamos ante el folio en blanco es similar a la que sienten los equipos de marketing —especialmente aquellos de los sectores tech y Saas— cuando llevan a cabo sus iniciativas digitales con Webflow. Y es normal porque las posibilidades que ofrece esta plataforma solo están limitadas por nuestra imaginación y la forma de utilizar su interfaz es increíblemente fácil, rápida y sencilla.

Independencia del equipo de desarrollo.

Una de las principales ventajas que nos ofrece Webflow es la posibilidad de liderar toda intervención llevada a cabo en nuestro sitio web. Es decir, si necesitamos crear, actualizar o eliminar contenido no tendremos que llamar a la puerta del equipo de desarrollo —¡y ya sabéis que esto es una auténtica liberación!—.

De esta forma podremos asumir todos los procesos de nuestras acciones de marketing, desde la conceptualización y creación hasta la publicación en la web. Por lo tanto, con Webflow romperemos las cadenas que nos impiden hacer nuestro trabajo con libertad y nos convertiremos en profesionales más ágiles, rápidos e independientes.

Contenidos más fluidos y versátiles.

Bill Gates, allá en el año 1996, escribió en un artículo una expresión muy conocida dentro de la industria del marketing online: el contenido es el rey. Casi veinticinco años después de que hiciera esta reflexión, parece que los desarrolladores de algunas plataformas digitales aún no se han enterado del verdadero significado de la frase.

Si el contenido es el rey, ¿por qué algunas plataformas se esfuerzan en orientar sus CMS únicamente a los blogs y no a cualquier forma de crear contenido para la web?

https://media.giphy.com/media/l0K4mbH4lKBhAPFU4/giphy.gif

Webflow sí que entiende lo que Bill Gates quiso decir. Por eso su CMS no solo permite crear estructuras de contenido personalizadas sino que, además, permite vincularlas entre sí. De esta forma la plataforma siempre se adapta a las estrategias de comunicación de la marca.

Libertad de diseño.

Así como las personas, las marcas tienen una personalidad y una manera de expresarse que las hacen únicas. Esto supone que los medios que utilicen para dar a conocer sus comunicaciones siempre deben responder a dicha personalidad y manera de expresarse, y no al revés. Con esto queremos decir que, en un contexto digital, la identidad de una marca debe liderar el lenguaje visual de su sitio web y no que sea dependiente de las particularidades de un template.

Con Webflow existe una libertad total de diseño y es la plataforma quien, en todo momento, se pone al servicio de las necesidades de la marca. Cada proyecto comienza con un folio lienzo en blanco, el cual se va desarrollando en función de las necesidades de comunicación. También existe la posibilidad de comenzar a partir de un template, pero en este caso no existe una relación de dependencia ya que con Webflow puede ser completamente modificado y adaptado a las exigencias del proyecto.

Adiós, plugins.

https://media.giphy.com/media/tuvMgAPzxaQBq/giphy.gif

Puede que resulte disparatada esta afirmación, pero creemos que el cuidado que debemos tener con los plugins instalados en nuestra web es comparable con el que ciertas personas dedican a sus bonsáis. Es decir, debemos ser muy cautos y delicados y también temerosos de que lo que hacemos lo hacemos bien para que nuestro sitio web florezca y no se muera.

Pues, ¡atención!, en Webflow no hay que mantener y actualizar plugins de desarrolladores externos porque es la propia plataforma la que ofrece multitud de funcionalidades de forma nativa. Esto se traduce en más tiempo, más dinero (porque recordemos que algunos plugins son de pago) y, sobre todo, menos preocupaciones (como por ejemplo la de: ¿funcionará o no funcionará?).

En el título de esta entrada decíamos que Webflow es libertad, pero en realidad es mucho más, también es independencia, fluidez y versatilidad.

Entonces, ¿qué decís?, ¿os apetece jugar con Webflow en El Patio?