8.9.2020

8 gifs que derriban 8 falsos mitos acerca de Webflow

Pedro Esparcia
Pedro Esparcia
8 gifs que derriban 8 falsos mitos acerca de Webflow

Son muchas las personas relacionadas con el marketing o el diseño UI/UX que, acerca de Webflow, han oído campanas y no saben por dónde.

Son muchas las personas relacionadas con el marketing o el diseño UI/UX que, acerca de Webflow, han oído campanas y no saben por dónde.

Probablemente estas campanas les hagan pensar que Webflow es una plataforma más de desarrollo web —como otras tantas que hay— y no que Webflow es la plataforma que está cambiando el paradigma de crear para la web.

El problema es que esas campanas no solo resuenan dentro de sus cabezas sino que, a veces, las personas poseedoras de estas cabezas se encargan de trasladarlas a las cabezas de otras personas del sector.

Para evitar que estas vibraciones sigan desplazándose como si de una onda expansiva se tratara hemos creado esta publicación en la que, a golpe de gif, derribaremos uno por uno los falsos mitos que existen acerca de Webflow.

Mito #1.

Desconfía de los sitios web creados con Webflow: no son nada seguros

Realidad #1.

La plataforma Webflow, que ofrece de forma gratuita los certificados SSL, cuenta con un sistema de monitoreo que identifica las posibles amenazas que pudieran dañar la integridad total o parcial del sitio web. Así que, amenazas, ¡mucho ojo con Webflow!

Mito #2.

Los sitios web creados con Webflow, si no tienen plugins, no funcionan bien.

Realidad #2.

Las funcionalidades de los sitios web creados con Webflow están implementadas de forma nativa y permiten desde diseñar y crear contenido de manera visual, hasta conectar con otras aplicaciones o gestionar la optimización en motores de búsqueda —SEO—. Es decir, Webflow proporciona todas las herramientas y funcionalidades para que sus sitios se valgan por sí mismos y no necesiten agentes externos que los intervengan para su buen funcionamiento.

Mito #3.

El mantenimiento que necesita un sitio creado con Webflow es extenuante.

Realidad #3.

El único mantenimiento que precisa un sitio creado con Webflow es el de la creación de contenido relevante para su audiencia —lo cual no depende de la plataforma sino de la/s persona/s que estén detrás de ella—. Y es que Webflow no necesita ser revisado constantemente por si el sistema necesita actualizarse, lo cual hace vivir sin preocupaciones a las/os responsables del sitio web. Por lo tanto, ¿te apetece tomar un bloodie mary mientras piensas qué publicar?

Mito #4.

El diseño de los sitios creados con Webflow siempre pasa por una plantilla.

Realidad #4.

Con Webflow cada sitio es único ya que se pueden crear bien a partir de un lienzo en blanco, donde el proceso de creación no encuentra límites, bien a partir de una plantilla, donde el contenido se puede modificar según los intereses estéticos y comerciales de la marca y, además, sin tocar ni una sola línea de código. Nosotros, desde El Patio, siempre recomendamos comenzar un sitio web desde el lienzo en blanco porque al hacerlo el resultado se adapta mejor a las necesidades de nuestros clientes y, por qué no decirlo, nos permite sacar a relucir ese artista que llevamos dentro.

Mito #5.

El hosting de los sitios web creados con Webflow es independiente.

Realidad #5.

El servicio de hosting de los sitios creados con Webflow está totalmente integrado, lo que proporciona una gran rapidez de carga de los contenidos nuevos o editados, una alta fiabilidad, una excelente escalabilidad y una total seguridad.

Como curiosidad: el servicio de hosting de Webflow procesa más de 1.5 billones de visitas al mes —más del doble de las visitas de CNN.com y BBC.com juntas—.

Mito #6.

El dashboard, ¿sencillo? Para nada. Parece que vas a lanzar un cohete y no un sitio web.

Realidad #6.

Webflow es libertad, libertad desde la sencillez y esto aplica a todas y cada una de sus funcionalidades. En el caso particular del dashboard, cuenta con una interfaz minimalista y resulta tan intuitivo que hasta un niño de seis años podría utilizarlo.

Mito #7.

El código de los sitios web generados con Webflow es como adentrarse en la jungla —de cristal—.

Realidad #7.

Webflow sorprende a casi cualquier desarrollador por la calidad, limpieza y semántica del código que genera automáticamente, tanto en CSS como en HTML y JS. Por ello trabajar con él resulta extremadamente sencillo, tanto si se hace dentro de la plataforma como si se quiere exportar el código.

Mito #8.

El equipo de soporte de Webflow brilla por su ausencia.

Realidad #8.

Webflow cuenta con un equipo dedicado y cualificado que responde a las preguntas de los usuarios y, además, en tiempo récord. También pone a su disposición un foro de gran actividad con cientos de hilos de temáticas diferentes así como la Webflow University, donde a través de vídeos explican en detalle el funcionamiento de la plataforma. Así que, recuerda, si estás en Webflow, el equipo y la comunidad de webflowers está contigo.